Panorámica El Corredor

Cóctel Bar

Descripción

La Carpa

Espacio ideal para los amantes del aire libre, donde poder disfrutar de una agradable velada rodeada de verde.

En medio de nuestro jardín, se encuentra La Carpa, con su techo de madera como soporte de inmensas parras que le dan un toque especial. Es la zona preferida de nuestros clientes cuando empieza el buen tiempo por su amplitud y sensación de relax que siempre ofrece el aire puro.

Una sobremesa de negocios con el atardecer, una comida familiar con la libertad de los mas pequeños jugando en nuestra zona infantil o una cena romántica en una noche de verano, serian inolvidables en nuestra carpa.

El Corredor

El rincón preferido de nuestros clientes!... extensa e interminable galería acristalada llena de luz y encanto especial por su calidez, sus maderas nobles y su suelo empedrado.

La vista a Los Jardines y la decoración natural ejercen una atracción irresistible y son la combinación perfecta para un encuentro inolvidable.

Es perfecto para una comida de trabajo, una reunión de amigos, una comida familiar o bien, un encuentro romántico. Es uno de esos espacios que, según la mesa que se elija, se produce una sensación diferente.

El salón Las cuadras

La alternativa... Antiguas caballerizas transformadas en un acogedor salón de grandes arcos con vistas al corredor y jardín sin perder su esencia de antaño.

Las columnas, la madera, el calor del fuego de la chimenea y de nuestros hornos de leña convierten este espacio de nuestro restaurante, en la alternativa de los grandes eventos de invierno.

La Buhardilla

Ese rincón escondido bañado por la luz que entra por sus ventanas y el calor de la madera con sus techados en ángulo que invitan a disfrutar de una acogedora privacidad en un ambiente cálido y diferente.

Es el sitio más exclusivo de nuestro restaurante, ideal para celebraciones intimas.

Reserva tu espacio privado para una comida de empresa, un evento familiar o para una cena romántica a la luz de las velas.

Más artículos...

  1. Los Jardines

La Hípica de Tres Cantos